Esperemos que nunca…

La bomba Tsar (del Zar) fue detonada por la Unión Soviética en 1961. No era práctica debido a su enorme tamaño; su finalidad era otra, se trataba de persuadir al enemigo. Estábamos en la guerra fría.

El lugar de la explosión fue el archipiélago de Nueva Zembla a 4200 metros sobre el nivel del mar. El hongo resultante tuvo unas dimensiones de 64 km de altura (llegó a la mesosfera) y unos 30 km de ancho.


Una comparación con las que arrasaron las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Anuncios

Publicado el mayo 30, 2008 en historia. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Son imágenes terroríficas. Esto muestra lo peor del ser humano.

  2. laura victoria Ch. Cali, Colombia

    que vaina tan terrible!!!!
    no no no que horror como pueden concebir un daño tan enorme a la tierra, a la atmosfera que situacion tan sucia….. es un desquicia total, como tan solo por probar se atreven a poner en peligro inminente al planeta, a sus gases vitales, a su homeostasis, a su vida fluida y tan delicada que se balancea en un delgado hilo para subsistir… como? como se atreven a ser tan brutos y egoistas? como? como fueron concebidos? como fueron esculpidas sus mentes?… son seres humanos?

  1. Pingback: Nubes en forma de Seta « Diego The Generprox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: